miércoles, 29 de enero de 2020

SONRÍE! TE ESTÁN PUNTUANDO! ¿ESTAMOS YA EN BLACK MIRROR?



En la era tecnológica en la que vivimos se dice que las redes sociales han hecho más horizontales todas las comunicaciones, un tweet puede tener tanta repercusión como un artículo en un diario o incluso más.  Sin darnos cuenta, nos vamos transformando en una sociedad de emojis sonrientes y ciudadanos del buen rollo, haciendo que nuestra vida dependa de un estatus en las redes sociales creando una invitación para entrar en una penumbra tecnológica que se ve afectada tanto en la bioingeniería, como a los medio de comunicación, el bien y el mal, la ciencia y la religión.  

La producción de Black Mirror etiquetada como serie, más bien es una ejecución unitaria, con un argumento temático sin trama, sin personajes fijos, centrada en las tecnologías digitales, sus posibilidades y temores. Parece que Invita del nuevo al viejo debate entre los defensores y detractores de la revolución tecnológica. 

La delgada subjetividad del individuo a los aparatos, y cómo se desplaza la naturaleza individual a la vivencia de un vínculo, básicamente emocional y colectivo. Como indica el artículo,  en “Sonríe, te están puntuando”,  la estructura panóptica de la red subraya nuestra condición de sujetos que circulan por el relato como objetos; estamos en una realidad construida y calzada a nuestro perfil, en la que nuestro cuerpo se convierte en una prótesis repleta de dispositivos, en la que los sentidos son reducidos o sustituidos por sensores que procesan miles de estímulos. En la que ya se realizan experimentos para aumentar el sistema inmunitario humano con un sistema inorgánico, biónico; un ejército de nanorobots y sensores monitorean lo que ocurre dentro de nuestro cuerpo.




Enrique Dans, profesor del IE Business School asegura que la privacidad es un concepto en permanente evolución, donde la tecnología “Ha ido suplementando nuestro ancho de banda mental hasta un punto en el que podemos, simplemente buscando un nombre en un buscador y en algunas redes sociales, obtener muchísimos datos de cualquier persona”. Para él debería preocuparnos que esa capacidad tecnológica para obtener datos sea aprovechada por los gobiernos para el control de sus ciudadanos, lo que sucede en China: un gobierno no democrático obsesionado con el control y con la gestión de la velocidad del cambio de su sociedad, podría resultar incluso comprensible pero no justificable. Lo que debería preocuparnos seriamente es que algunos gobiernos supuestamente democráticos parezcan envidiar secretamente el control que posee China e imiten la tecnología que utiliza con justificaciones como la seguridad, la lucha contra la amenaza terrorista, la protección de los niños, la defensa del copyright, o cualquier otra.

Afirma Lev Manovich que el software está al mando. Lo necesitamos para comprender y ejercitarse en la web, para explorar la información, para convertir la nube en algo útil. Black Mirror es una inquietante puerta que cuestiona nuestra naturaleza humana desde los espasmos de la tecnología, es una buena excusa para racionalizar lo que está ocurriendo en una sociedad superficial y ególatra.

Sígueme y te sigo!!

Además de todo esto y aunque no nos lo parezca, nos estamos puntuando continuamente. En redes sociales lo hacemos con actualizaciones e interacciones. Es cierto que no damos una nota del uno al cinco, pero sí decimos si algo nos gusta. Es más, en el episodio de Black Mirror, la protagonista ríe los chistes ajenos, esperando reciprocidad, y muerde una galleta solo para hacer una foto perfecta. 

¿Alguna vez has escrito un tuit solo para conseguir fans? ¿Has reordenado un poco la mesa porque así el desayuno quedará mejor en la foto y tendrá más “me gusta”? ¿Has seguido alguna vez a alguien con la esperanza de que te devolviera el follow? ¿No?, Yo tampoco.



“Nuestra respuesta convencional a todos los medios, en especial la idea de que lo cuenta es cómo los usa, es la postura adormecida del idiota tecnológico”,  recuerda McLuhan.




0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.
EN - CAT