jueves, 2 de mayo de 2019

Identidad incierta: los secretos de tu origen


“Toda su vida Antonio tuvo la sensación de que era adoptado. Su familia súper afectuosa lo denegaba, pero la ausencia de semejanzas con los miembros de su familia y la falta de fotos relacionadas con el embarazo, le indicaban que su madre podría no ser la mujer que lo trajo al mundo. Un día decidió terminar con las dudas solicitando su partida de nacimiento. Fue aquí que la verdad saltó a la luz, las fechas de nacimiento no coincidían. Antonio era definitivamente adoptado”. Este podría ser el inicio de la historia de uno de los muchos adoptados que existen actualmente.

Si empezamos a buscar por internet historias de hijos adoptados en busca de los padres biológicos, una infinidad de cosas van a surgir. Muchas de ellas, historias con finales felices, otras no tanto. Sin embargo, todas tienen una cosa en común: el deseo de conocer sus orígenes.

En la gran mayoría de los casos, todas las familias que adoptan niños les dan todo lo que necesitan, sin embargo existe un deseo más fuerte de saber toda la verdad, de donde vienen. Se preguntan diariamente que ha pasado, de quién fue la culpa, cuál fue la situación que encaminó para la adopción, como es su familia biológica. Una inmensidad de cuestiones sin respuesta que provoca un sentimiento de vacío profundo.

Antiguamente los hijos adoptados no lograban buscar su familia biológica porque desafortunadamente si lo intentaban hacer eran censurados y llamados “desagradecidos” pues se veía como un fracaso de las adopciones. Sin embargo, los tiempos han cambiado y actualmente en España, ya está reconocido por ley el derecho a conocer sus orígenes biológicos. Es un proceso que puede perdurar meses o años, pero la curiosidad de conocer la verdad lo supera todo.

Por suerte, hay profesionales habilitados para este tipo de búsquedas, los detectives privados, que debido a los largos años de experiencia tienen siempre alternativas de búsqueda en casos de paradero desconocido. La indicación de adopción en la partida de nacimiento puede ser un buen punto de partida para descubrir toda la verdad, aunque sea necesaria una búsqueda exhaustiva y pormenorizada para poder terminar estas historias con un final feliz como si de un cuento de hadas se tratase.


Nadie busca a su madre porque ya tienen una, la madre adoptiva, la madre de corazón. Buscan únicamente su origen, su real identidad.



Sindia Alves y A. Oliver
Antropóloga y Detective
de Detectives Oliver


0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.
EN - CAT