miércoles, 12 de septiembre de 2018

Amores fugaces que pueden ser eternos


Se está acabando el verano, se están acabando esos minutos de felicidad con ese nuevo amor, un amor estival, que a pesar de ser demasiado corto también es demasiado intenso. Solo querías disfrutar de las vacaciones con tus amigos pero apareció esa  persona, era tu posibilidad de vivir el presente sin pensar en el futuro incierto. Decidiste arriesgar porque sabes que un amor de verano nunca se olvida, deja como una huella en nuestro corazón, una marca en nuestra vida.

            ¿Pero y si ese amor supuestamente efímero acaba formando parte del resto de nuestros días? La verdad es que cuando estamos de vacaciones estamos más predispuestos a pasarlo bien y divertirnos con la única certeza de que lo que queremos es vivir el momento, porque en el fondo sabemos que los romances estacionales tienden a terminar con el final de las vacaciones. No obstante hay siempre una parte de nosotros que desea que no acabe, o que al menos en el mañana sea posible reencontrarse con ese amor de verano.

            La intensidad de estos amores se debe esencialmente al factor de romperse con las rutinas que mantenemos durante el resto del año, y esa misma intensidad muchas veces la vamos a querer más que unos simples meses. Sin embargo para que un amor de verano se convierta en un amor de todo el año es muy importante dejar que este amor fluya naturalmente sin cualquier tipo de exigencias y manteniendo una perspectiva realista de la relación. Muchas parejas han salido de estos amores estivales pero para eso fue necesario alienarse de inseguridades y miedos, pues para que el temido final de verano sea solo el principio de una historia de amor hay tres ingredientes esenciales, el buen rollo, la confianza y el saber vivir en el presente.

            ¿Y cuando se pierde el contacto y la pista? Aquí entramos nosotros en juego, si solo dependes de un nombre y apellidos, procedencia, una foto … Podemos llegar a encontrar a esa persona que tanto deseas localizar, ya que de eso se basa nuestro trabajo, mediante unos pocos datos somos capaces de localizarte a cualquier persona del globo.



Todo el mundo sabe que hoy en día, los kilómetros que nos apartan de alguien ya no significan nada con la capacidad de comunicación que las nuevas tecnologías nos proporcionan por eso si piensas que ese amor de verano puede ser en realidad la persona que te hará feliz el resto de tu vida, haz todo lo que esté a tu  alcance para conseguirlo. Muchas veces lo que parece una locura puede ser el camino para la felicidad, y es siempre mejor arrepentirse de lo que se hizo que de lo que se quería hacer pero no se tuvo coraje.

            Así que, nunca te olvides de un amor de verano y si se podrá convertir o no en algo estable futuramente pues solo de ti y nuestra ayuda dependerá.


Sindia Alves y A. Oliver
Antropóloga y Detective 
de Detectives Oliver

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.
EN - CAT