miércoles, 18 de julio de 2018

¡El verano entra por la puerta y tú obligado a salir por la ventana!


En el verano, las personas tienden a estar más relajadas pues para la mayoría es sinónimo de vacaciones o al menos de su llegada. Esta estación del año hace que la gente esté más relajada, llevando a algunas personas a ser más susceptibles al engaño. La aparición de las nuevas tecnologías contribuyó a gran escala para facilitar la vida a los estafadores pues a menudo se pagan cosas online sin nunca comprobarlas personalmente.

Existen 4 estafas más comunes en el periodo vacacional:
  1. Alarmas contra robos;
  2. Paquetes turísticos inexistentes de agencias o operadores ilegales;
  3. Regalos en las redes sociales (cruceros o estancias de una semana con promociones increíbles);
  4. Renta de propiedades para vacaciones (alquiler de pisos en primera línea de playa).


Alquilar una casa, a menudo parece una hipótesis más interesante que alojarse en hoteles, pero también se vuelve atractivo para los estafadores, que varias veces acaban por pedir un pago adelantado por una propiedad imaginaria. Estos, utilizan páginas muy conocidas como "milanuncios.com" o "segundamano.es" para llevar a cabo sus estafas. Pueden apropiarse de fotografías de un piso, anotando la dirección y simulando ser el dueño sin que el verdadero propietario perciba lo que se le está ocurriendo. En este contexto el estafador tiende a pedir dinero por adelantado ya que en realidad no existe ninguna residencia para alquilar. De forma distinta pero no menos importante, también publicitan imágenes de apartamentos de ensueño, perfectamente amueblados y con la particularidad de situarse en primera línea de playa, a precios extremadamente baratos. En estos casos, además de los precios muy por debajo de la media que nos puedan dar una señal de alerta, la localización y el estado del apartamento pueden ser ficticios.

Afortunadamente, hay siempre formas de poder evitar este tipo de fraude, estando un poco más atentos en los detalles sospechosos presentes en los anuncios en cuestión. En general, antes de pagar, es importante comprobar que el apartamento se encuentra realmente en alquiler y que se sitúa en la dirección suministrada. Sólo se tiene que buscar en otras páginas web conocidas (porque raramente se trata de ofertas exclusivas), intentar de contactar al propietario y corroborar los precios, y luego usar simples programas de mapas o GPS para confirmar la ubicación.

De modo a que una persona se proteja de este tipo de delito, es esencial tener en mente cuatro puntos clave:

  1. Utilizar un sitio web de anuncios con una buena reputación y popularidad (FlipKey, HomeAway y VRBO; en caso de Airbnb es importante que las personas tengan la insignia de Verified ID). Las propiedades que no tengan comentarios mejor evitarlas.
  2. Asegurarse de que el anuncio sea real. Para eso se puede buscar en línea la propiedad y los términos “rentas a corto plazo” y “derechos de inquilinos”.
  3. Buscar y ubicar, usando por ejemplo el Google Earth para asegurarse que la propiedad sea la misma de las fotografías del anuncio. Es importante obtener también el acuerdo de renta por escrito.
  4. El pago debe ser hecho con tarjeta de crédito o PayPal, y nunca por transferencia. Pero lo más indicado es siempre llamar al arrendador antes de enviar el dinero.

A pesar de todo el cuidado del mundo nadie está libre de pasar por una situación así, donde la imaginación del estafador supera la capacidad de las víctimas en entender lo que les está sucediendo. Sin embargo, cuanto más informadas estén las personas más dificultarán el trabajo a aquellos que se ganan la vida engañando a los demás sin el mínimo pudor.


Sindia Alves
Antropóloga de Detectives Oliver

miércoles, 4 de julio de 2018

El engaño y la imaginación no tienen límites


Muchas son las personas que piensan que están gastando dinero innecesario con seguros y otras tantas son las que consideran que ya que pagan también pueden obtener algún tipo beneficio extra, aunque ilícitamente. Si la gente se basa en este modo de pensar surgen irremediablemente los Fraudes y Estafas al Seguro. Este tipo de delitos consisten en estafar a través de acciones o omisiones conscientes para poder alcanzar un beneficio económico de las entidades aseguradoras, y que indudablemente no les pertenece. 

A pesar de que muchas veces no se descubren, muchos de estos estafadores cometen errores o ejecutan erróneamente el plan que tenían en mente y acaban por ser atrapados por los detectives privados, encargados de probar dichos actos fraudulentos y facilitar las pruebas a las compañías de seguros. Probablemente lo que muchos no saben es que desde el punto de vista legal, según el código penal para el delito de estafa, la pena prevista oscila entre seis meses y tres años de prisión. Y en realidad las penas de cárcel para casos donde se evidencia engaño a las aseguradoras han aumentado de forma considerada.

Muchos de estos planes absurdos parecen auténticas películas de cine. Desde las simulaciones de atropellamiento hasta los casos más mediáticos como operaciones de hemorroides irreales. Aquí la única finalidad es estafar sin límites morales e irracionales.

Cuando las hemorroides son en realidad rinoplastias...
Una aseguradora nos contrató para averiguar varios casos sospechosos de cirugías de hemorroides donde se pedía el reembolso de los gastos médicos. Todos estos casos eran idénticos, provenían del mismo centro médico y eran siempre del mismo cirujano. Los perfiles de los pacientes eran similares: mujeres jóvenes con una situación socioeconómica parecida y con problemas de hemorroides con necesidad de operación. Todo indicaba que se trataba de un fraude.

El trabajo de nuestra agencia de investigación privada probó que el médico en cuestión además de no realizar intervenciones de hemorroides, sino cirugías estéticas, más concretamente rinoplastias, también entregaba la documentación de estos procedimientos quirúrgicos a las aseguradoras como si de una cirugía general se tratase dado que las estéticas no estaban contempladas por el seguro.

Aquí fue sin duda esencial el trabajo de nuestro equipo de investigadores para desmantelar una estafa relevante.

Sindia Alves
Antropóloga de Detectives Oliver

miércoles, 13 de junio de 2018

Los geolocalizadores no son el problema


Con la evolución de la tecnología cada vez más personas dejan de recurrir al uso del convencional mapa en papel y empiezan a depender del uso del GPS cuando no saben cómo orientarse en una determinada ciudad. Además de su utilización en cuestiones de ocio es también fundamental para muchos en sus vidas profesionales, como es el caso de los taxistas por ejemplo.

Estos dispositivos pueden tener muchas funciones distintas, asimismo de auxiliar en la orientación en determinado lugar, para localizar personas, prevenir el robo de vehículos e incluso proteger niños o mascotas.

Actualmente este tipo de tecnología ha ayudado también al trabajo de detectives privados en el seguimiento de personas/coches. Sin embargo este tipo de procedimiento ha sido un poco polémico ya que ha llevado a algunos investigadores ante el tribunal por sospecharse de invasión a la privacidad. Aunque, la utilización de dispositivos GPS por parte de estos profesionales, siempre que esten en ejercicio de sus funciones, se considera admisible si se realiza en la vía pública y no sustituye el trabajo del detective.

Como se describe en el artículo 48, de la Ley 5/2014, de 4 de Abril, de Seguridad Privada: 


“1. Los servicios de investigación privada, a cargo de detectives privados, consistirán en la realización de las averiguaciones que resulten necesarias para la obtención y aportación, por cuenta de terceros legitimados, de información y pruebas sobre conductas o hechos privados relacionados con los siguientes aspectos: 

a) Los relativos al ámbito económico, laboral, mercantil, financiero y, en general, a la vida personal, familiar o social, exceptuada la que se desarrolle en los domicilios o lugares reservados. 


3. En ningún caso se podrá investigar la vida íntima de las personas que transcurra en sus domicilios u otros lugares reservados, ni podrán utilizarse en este tipo de servicios medios personales, materiales o técnicos de tal forma que atenten contra el derecho al honor, a la intimidad personal o familiar o a la propia imagen o al secreto de las comunicaciones o a la protección de datos. 


6. Los servicios de investigación privada se ejecutarán con respeto a los principios de razonabilidad, necesidad, idoneidad y proporcionalidad.” 

De este modo, sobre la base de la legislación mencionada, la colocación de un GPS (que sólo registra donde el vehículo se encuentra físicamente) debe equipararse a un seguimiento efectuado por un detective privado directo y personalmente. Este profesional tiene todo el derecho de apoyarse en medios tecnológicos para realizar su trabajo desde que respeten los principios básicos de razonabilidad, necesidad, idoneidad y proporcionalidad.





La utilización de los geolocalizadores no es un delito en nuestra profesión, es una herramienta más que nos proporciona seguridad. Poniendo como ejemplo, el hecho de que por mucho que el investigado exceda la velocidad marcada, nosotros no tenemos justificación para seguirlo al mismo ritmo, atentando contra la seguridad pública, seguridad vial y nuestra propia integridad. 

También destacamos que el geolocalizador nos da información del posicionamiento de la persona en vía pública, hecho que sería el mismo como si siquieramos al investigado nosotros mismos, así dicha herramienta no nos da más información de la que nosotros mismos a pie de calle podamos ver/adquirir. 

La utilización del GPS o geolocalizador como tal por un detective privado que está en pleno ejercicio de su oficio, no es considerado un delito.


Sindia Alves y A. Oliver
Antropóloga y Detective 
de Detectives Oliver
miércoles, 6 de junio de 2018

Si haces lo que te gusta no sentirás que estás trabajando

         


           Llega el calor que cubre playas abarrotadas, la motivación que te inyecta estrés para tus idas y venidas al aeropuerto, peleas en los restaurantes de la costa para reservar la mejor mesa con vistas. Todo eso lo podrá disfrutar parte de la gente que tenga vacaciones, pero… y los que trabajan no ?

            El pistoletazo de salida de esta queridísima estación del año, se compara al mismísimo fin del mundo, la gente piensa que si no  puede disfrutar de los beneficios que te puede dar tomarte un daiquiri con arena en los pies pero rodeado de una jauría de gente, no vives realmente las vacaciones.
           Esa desesperación se traslada a que muchos de los que ven cerca el inicio de esta carrera veraniega, empiecen a inventar las más variadas excusas para no tener que ir a trabajar. La forma más fácil, y consecuentemente la que parece más accesible para la mayoría es solicitar a un médico una baja laboral.

           La baja laboral que es un derecho del trabajador, debido a la incapacidad temporal que supuestamente manifiesta, permite que éste siga recibiendo su salario incluso sin ir a trabajar. Sin embargo, son cada vez más los trabajadores que fingen una baja para poder recibir el salario sin tener que cumplir con su empleo y vivir las vacaciones.

           El único modo de combatir este tipo de bajas fraudulentas es que los empresarios contraten a detectives privados, para poder demostrar de con garantías y de forma eficaz este tipo de estafa. Como detectives conocemos los procedimientos adecuados para averiguar este tipo de casos y ayudar de forma legal a las empresas a tomar las medidas necesarias. Nuestra función es la de verificar y asesorar al cliente si el trabajador está mintiendo o si está realmente incapacitado para trabajar. Para ello será necesario recoger información pertinente y realizar tanto seguimientos como vigilancias para obtener pruebas que hablen por sí mismas (fotos, vídeos) ante abogados y jueces.



En primer lugar tenemos que obtener todo tipo de información relevante. En algunos casos los estafadores llegan incluso a cometer el error de compartir en sus perfiles actividades que revelan su fraude, como la publicación de viajes a Bora Bora o los Alpes Suizos, ya que les entusiasma más la idea de mostrar sus experiencias en la otra punta del mundo, antes que pensar en ser precavidos para sus verdaderos objetivos a largo plazo. Pero además de estas bajas por pasatiempo, también se descubre muchas veces a través de los seguimientos, que los investigados están en realidad trabajando en otro tipo de negocio. En este caso nuestra labor como investigadores privados es fundamental, pues durante un determinado período de tiempo nos centramos  en obtener pruebas suficientes para comprobar el fraude laboral.

          Otro aspecto a tener en cuenta cuando se están investigando bajas fingidas es la importancia de la estacionalidad. Elemento fundamental que verifica un aumento en el número de bajas en determinadas épocas del año, como es el caso del mes de septiembre, de los puentes señalados y de las fiestas navideñas, lo que a veces traduce la intención del empleado en prolongar las vacaciones, logrando así más días de ocio y retrasar el reingreso al trabajo.


Sindia Alves
Antropóloga de Detectives Oliver
martes, 29 de mayo de 2018

En la calidad de los detalles se descubren los misterios



¿Es dueño de un establecimiento y quiere saber si sus empleados cumplen las órdenes que se le han dado? ¿Quieres evaluar la calidad del servicio prestado por tu empresa? Todo esto es posible recurriendo al conocido servicio que ofrecen los detectives como Cliente Misterioso.

El Cliente Misterioso o Mystery Shopper es un cliente incógnito que se camufla entre los demás con una determinada finalidad. Es decir, actúan como clientes comunes que realizan una compra o consumen un servicio y luego entregan un informe sobre su experiencia. Este Cliente Misterioso detecta fallas y obtiene información necesaria para que el servicio o el personal de ventas puedan mejorar. No obstante, el podrá constatar también la existencia de fraude interno o externo o incluso identificar formas de aumentar las ventas.

               
              Este tipo de técnica utilizada por las empresas para analizar y evaluar la calidad del servicio que prestan a sus clientes es cada vez más común, porque las compañías no pueden permitirse fallas en la atención al cliente, ya que además de afectar el volumen de ventas perjudica también la imagen de calidad de la propia empresa.

                De este modo, el Cliente Misterioso analiza minuciosamente todo el proceso, evaluando de forma objetiva todos los factores que puedan influir en la elaboración de su informe final. Las herramientas utilizadas se refieren al tratamiento recibido, a la atención del personal de ventas, al precio de los productos, a los servicios que se proporcionan y a la calidad de los mismos.

                Frecuentemente este Cliente Misterioso es ni más ni menos que un investigador privado que recurriendo a cámaras ocultas y a preguntas específicas, elabora su informe sobre la calidad del servicio prestado.



miércoles, 16 de mayo de 2018

Más vale ser desconfiado que engañado



El robo de identidad online es una realidad que no puede ni debe ser menospreciada porque desafortunadamente nadie se libra de que le suceda. De este modo, se considera robo de identidad cuando una persona se hace pasar por otra con la finalidad de causarle daño o incluso cometer una ilegalidad.

Esta usurpación de identidad puede ser llevada a cabo por meros desconocidos con la intención de robar dinero o usar los datos de otro para pagar cuentas suyas, pero también por personas de nuestro círculo de conocidos que tienen acceso a informaciones personales nuestras, de las cuales se apoderan muchas veces para denigrar nuestra imagen y reputación ante terceros. Tenemos como ejemplo de eso la creación de perfiles falsos en las redes sociales que además de poder difamarnos, sin duda, son un atentado a nuestro buen nombre y dignidad.

Además de robar datos personales también pueden apropiarse datos bancarios que, aun siendo un tipo de fraude que pueda incurrir en pena de prisión, la verdad es que cada vez más se verifican personas a ser burladas donde los culpables salen ilesos. Este tipo de utilización de datos bancarios y/o personales de terceros para beneficio propio se denomina PISHING.

A pesar de ser muy complicado prevenir este tipo de hurto de identidad existen algunas recomendaciones a tener en cuenta tanto para proteger los datos personales online como para evitar burlas de páginas web ilícitas.

Por lo tanto, es importante:


- Renovar periódicamente las contraseñas de los correos electrónicos y de los perfiles de las redes sociales;
- Evitar utilizar contraseñas relacionadas con fechas de nacimiento o números de teléfono;
- Mantener siempre el antivirus actualizado;
- Desconfiar de correos electrónicos que soliciten informaciones personales;
- Tener una tarjeta de crédito virtual con un límite de dinero y una fecha de caducidad;
- Verificar si las páginas web tienen “certificaciones de compra segura” y el “sello de confianza online”;
- Comprobar que sean paginas con identidad verificada (candado verde junto al enlace de la página) y con una conexión del tipo “https”;
- Ver si las páginas presentan una estética bien cuidada y sin errores ortográficos;
- Confirmar que en las páginas web existan datos de contacto fidedignos para caso surja algún imprevisto con los artículos comprados.





Obviamente por mucho cuidado que se tenga e incluso siguiendo estas y otras más recomendaciones nada nos garantiza que no seremos víctimas de este tipo de fraude, sin embargo cuanto más atención tengamos en relación a este asunto menor será la probabilidad de algo semejante nos suceda.


Pero si este tipo de infortunio nos ocurre conviene no olvidar que tal como se describe en el artículo 401 del Código penal: “el que usurpare el estado civil de otro será castigado con la pena de prisión de seis meses a tres años”. Confiando que se haga justicia.

Sindia Alves

Antropóloga de Detectives Oliver



jueves, 10 de mayo de 2018

“La verdad escondida detrás de la lupa”


Aquí en España, los detectives privados siguen su línea de investigación por la ley 5/2014 de 4 de Abril, de Seguridad Privada. Es una profesión consolidada y legal al contrario de muchos otros países como es el caso de nuestros vecinos portugueses.

Dado su carácter legal, todas las investigaciones solicitadas tienen una elevada importancia porque pueden ser usadas para obtener informaciones legítimas y fácilmente empleadas ante un tribunal si fuera necesario.

En la actualidad son varios los pedidos hechos a las empresas de investigación privada y sobre asuntos de lo más diversos. Los detectives privados pueden ser contratados tanto para asuntos particulares como empresariales y el enfoque de la recogida de información puede variar mucho entre unos casos y otros. Los servicios más demandados se refieren a:
  • Localización de personas (familiar desconocido o estafador);
  • Indagación de infidelidades;
  • Investigación de pensiones alimenticias;
  • Falsas bajas médicas (bajas fingidas);
  • Absentismo laboral
  • Competencia desleal 
  • Infidelidad laboral
  • Clientes Misteriosos
Dada la complejidad de los asuntos dirigidos es de prever que las metologías usadas sean por sí mismas diferentes, sin embargo es de sentido común que no existe una buena investigación sin una buena recogida de información de la cual resulten pruebas útiles y concretas. De este modo es posible aseverar que en todas estas investigaciones el elemento más importante para los detectives es el registro fotográfico y recopilación de pruebas. Conviene, sin embargo, tener en cuenta que este mismo registro dependerá siempre de una cosa mucho más importante, el factor suerte, porque muchas veces solo se tiene algunos segundos para obtener una determinada prueba y la experiencia, astucia y agilidad juegan a favor del que observa desde las sombras.

¡ En suma, la vida de un detective privado es realmente interesante pero muchas veces una injusticia, porque pocas personas valoran su trabajo y esfuerzo !

Sindia Alves
Antropóloga de Detectives Oliver

Con la tecnología de Blogger.
EN - CAT