miércoles, 17 de octubre de 2018

Nadie se fía de nadie


¿Piensas que están espiando tu empresa? Pues entonces este artículo es para ti. Vamos hablar del “barridos electrónicos”, una forma útil para eliminar las sospechas de espionaje. ¿Pero, que es en realidad el barrido electrónico? Resumidamente, es la ejecución de inspecciones y búsquedas con la finalidad de detectar, localizar y (si es necesario) eliminar dispositivos espías. Es la contramedida de seguridad más importante, pues busca instrumentos de espionaje activos, sistemas intrusos que captan información, escuchas y pinchazos telefónicos. Puede aplicarse como medida preventiva o como medida secundaria ante una sospecha de fuga de información.

         La verdad es que nuestra sociedad es cada vez más transgresora cuando se trata de nuestra privacidad, ya que se observan cientos de empresas que ofrecen equipos de espionaje accesibles a todo o tipo de personas. Por lo tanto es imprescindible contratar a personal cualificado y con equipos técnicos adecuados, cuando haya sospechas sobre un posible caso de espionaje, ya sea el más sencillo o el más complejo. Los profesionales que se ocupan de efectuar estos barridos son normalmente detectives privados entre otros, contratados para detectar transmisiones de video y/o audio, cámaras, micrófonos ocultos y otros sistemas pasibles de espionaje, pues para la detección de estos equipamientos es indispensable un conocimiento detallado de los medios de espionaje y los sitios donde instalarlos.

         Los barridos electrónicos incluyen desde un registro físico de las instalaciones hasta el análisis del origen de eventuales grabaciones y localización de estos dispositivos. Además, también se puede hacer el rastreo de micrófonos en vehículos o localizar sistemas GPS ocultos. Muchas veces es posible instalar igualmente equipos de contramedidas, como por ejemplo, equipos que generan ruido y que impiden entender y/o grabar conversaciones.

         Las causas por las cuales se efectúan barridos electrónicos son diversas, pero las principales son las fugas de información, trabajadores deshonestos, filtraciones a la prensa y registro de patentes.


         El espionaje está en auge por eso las precauciones de las grandes empresas son cada vez más justificadas, tomando medidas para evitarlo. 

Sindia Alves y A. Oliver
Antropóloga y Detective 
de Detectives Oliver
miércoles, 10 de octubre de 2018

La madurez empieza cuando se abandona el nido



Los motivos por los que los jóvenes aplazan la salida de casa de los padres son los más variados, desde los matrimonios más tardíos, el aumento de la escolaridad, los costos de vida más elevados o incluso la maternidad en edad más avanzada, todo contribuye a que la fase adulta empiece más tarde que el supuesto. Sea por factores emocionales o económicos, la verdad es que diversos jóvenes llegan a los 30 años y aún viven con la familia. Muchos de ellos continúan dependiendo totalmente de sus padres, sin nunca haber trabajado en la vida, no teniendo por tanto cualquier tipo de economía, otros sin embargo, a pesar de tener cierta independencia financiera, optan por seguir viviendo en casa de los padres porque se sienten más cómodos de este modo. Todos ellos se encuentran acomodados ante esta situación y en algunos casos hasta los propios padres se adaptan a esta condición de vida prefiriendo que se perpetúe.

Muchos son los casos en que los jóvenes optan por vivir en casa de los padres hasta edad más tardía debido a la valorización de la enseñanza universitaria en detrimento de la enseñanza secundaria, de forma que aumenta la probabilidad de una vida más cómoda en el futuro. Son estimulados a estudiar durante más años, pues el proceso para una buena formación académica es largo, lo que retrasa su entrada en el mercado de trabajo y consecuentemente al dicho "mundo adulto". Por supuesto, todo esto acarrea sus desventajas, como en el caso de los cargos financieros que van siendo postergados, muchos de ellos hasta ponderan cuál será la ventaja de salir de casa de sus padres si pueden seguir disfrutando de la juventud sin responsabilizarse verdaderamente de su autoabastecimiento, dado que los padres lo hacen por ellos. Muchos dejan incluso de ver ventajas en hacerse "adultos" tan pronto.
Hay algunos casos en que los padres están confortables con este tipo de situación, creyendo que de cierto modo eso es una forma de mostrar amor por sus hijos, en otras situaciones los padres tienen que recurrir a la justicia para garantizar que sus hijos hagan algo con sus vidas, sin que dependan de ellos para siempre.

El caso más popular en la actualidad y en analogía con esta cuestión, ocurrió en los Estados Unidos, donde los padres de un joven tuvieron que recurrir a los tribunales para conseguir que su hijo saliera de casa. Según los padres, el joven, de 30 años, no trabajaba, no estudiaba, y tan poco ayudaba en las tareas domésticas. Hartos de tal situación y tras constantes advertencias de que tendría que salir de casa, todas ellas sin éxito, no les quedó otra alternativa que recurrir al juzgado. Por suerte la justicia les dio la razón y el hijo tuvo finalmente que hacer las maletas y salir definitivamente de casa de sus padres.

Otro proceso similar, tuvo lugar aquí en España hace relativamente poco tiempo, trata de un tema un poco más sensible. Una joven, también de 30 años, que con escaso aprovechamiento escolar y a pesar de la edad, nunca se incorporó en el mercado de trabajo ni siquiera finalizó su formación académica. Esta chica, hija de padres separados, continuaba viviendo en casa de su madre y recibiendo una pensión de alimentos de su padre. Empero, dado la situación financiera de su padre, que vivía en absoluta indigencia pues lo poco que estaba ganando se quedaba casi en su totalidad para la pensión de alimentos de la hija, la justicia consideró que no le era necesario seguir manteniendo dicha pensión.

De hecho, la ley no obliga a los padres a cuidar de los hijos que sean mayores de edad de forma ilimitada y absoluta.

Así que ya saben… piénsenselo dos veces antes de tener hijos porque puede ser que críen cuervos y les saquen los ojos. 


Sindia Alves y A. Oliver
Antropóloga y Detective 
de Detectives Oliver
miércoles, 19 de septiembre de 2018

La tecnología a veces nos acerca más a la realidad


En la pantalla surge, en cámara lenta, un vehículo a punto de colisionar con una bicicleta. Después del choque, el ciclista se proyecta una serie de metros hasta caer inanimado en la carretera. Parece que estamos hablando de una película, pero lo peor es que se trata de la realidad. Estamos delante una reconstrucción grafica de un accidente de tráfico donde la autenticidad es chocante. Ha cumplido su propósito. Pues precisamente de eso se trata, cualquier simulación y reconstrucción de un accidente tiene como finalidad esclarecerlo de la forma más viable, empleando las técnicas más íntegras y precisas que sea posible.

Por supuesto que cada caso tiene su manera específica de actuar, pero en todos ellos lo más importante es obtener todos los datos posibles pues los indicios que inicialmente no son encontrados se perderán para siempre. Esto porque los escenarios son fácilmente contaminados y las pruebas desvalorizadas. Por eso mismo, los peritos están acostumbrados a filmar toda la escena del caso desde diferentes perspectivas y ángulos, fotografiar los más pequeños detalles con varias iluminaciones, recoger y registrar las muestras para intentar no perder cualquier pormenor.

Esta manera de trabajar sirve para facilitar el trabajo de los peritos, juntamente con la aparición del análisis virtual de escenarios, donde entre otras cosas se puede hacer reconstrucciones y simulaciones de escenas en 3D, particularmente útiles en accidentes de tráfico. Con programas de reconstrucción, simulación y animación (este último carece de rigor científico), los peritos pueden comprobar cómo ocurrió un determinado accidente ante un juez. Estos programas informáticos tienen en cuenta variables que afectan a la persona, los vehículos y el medio ambiente, haciendo que sean extremadamente reales.

Existen varios programas de reconstrucción y simulación pero hablaremos únicamente de tres. El HVE, el PC Crash y el Reconstructor, pues ya que son utilizados por la policía y detectives, ya que se cree más en su fiabilidad.

HVE (Human Vehicle Environment) – puede ser utilizado para simulación y reconstrucción de accidentes de tráficos, pues posibilita la creación de modelos tridimensionales de vehículos, personas y entorno, estudiando sus interacciones.
PC Crash – es una herramienta de simulación de colisión y trayectoria que permite el análisis preciso de una amplia variedad de colisiones de automóviles a motor y otros incidentes.
Reconstructor – es un programa para la reconstrucción y animación de accidentes que, aliado con el 3D Studio Max, posibilita ver la secuencia del siniestro en tres dimensiones.

Todos estos programas informáticos nos permiten observar el entorno de un accidente, de modo que tanto el tiempo como la distancia de los hechos no sean una brecha para indagar sobre las causas y posibles culpables de un siniestro.

Sindia Alves y A. Oliver
Antropóloga y Detective 
de Detectives Oliver
miércoles, 12 de septiembre de 2018

Amores fugaces que pueden ser eternos


Se está acabando el verano, se están acabando esos minutos de felicidad con ese nuevo amor, un amor estival, que a pesar de ser demasiado corto también es demasiado intenso. Solo querías disfrutar de las vacaciones con tus amigos pero apareció esa  persona, era tu posibilidad de vivir el presente sin pensar en el futuro incierto. Decidiste arriesgar porque sabes que un amor de verano nunca se olvida, deja como una huella en nuestro corazón, una marca en nuestra vida.

            ¿Pero y si ese amor supuestamente efímero acaba formando parte del resto de nuestros días? La verdad es que cuando estamos de vacaciones estamos más predispuestos a pasarlo bien y divertirnos con la única certeza de que lo que queremos es vivir el momento, porque en el fondo sabemos que los romances estacionales tienden a terminar con el final de las vacaciones. No obstante hay siempre una parte de nosotros que desea que no acabe, o que al menos en el mañana sea posible reencontrarse con ese amor de verano.

            La intensidad de estos amores se debe esencialmente al factor de romperse con las rutinas que mantenemos durante el resto del año, y esa misma intensidad muchas veces la vamos a querer más que unos simples meses. Sin embargo para que un amor de verano se convierta en un amor de todo el año es muy importante dejar que este amor fluya naturalmente sin cualquier tipo de exigencias y manteniendo una perspectiva realista de la relación. Muchas parejas han salido de estos amores estivales pero para eso fue necesario alienarse de inseguridades y miedos, pues para que el temido final de verano sea solo el principio de una historia de amor hay tres ingredientes esenciales, el buen rollo, la confianza y el saber vivir en el presente.

            ¿Y cuando se pierde el contacto y la pista? Aquí entramos nosotros en juego, si solo dependes de un nombre y apellidos, procedencia, una foto … Podemos llegar a encontrar a esa persona que tanto deseas localizar, ya que de eso se basa nuestro trabajo, mediante unos pocos datos somos capaces de localizarte a cualquier persona del globo.



Todo el mundo sabe que hoy en día, los kilómetros que nos apartan de alguien ya no significan nada con la capacidad de comunicación que las nuevas tecnologías nos proporcionan por eso si piensas que ese amor de verano puede ser en realidad la persona que te hará feliz el resto de tu vida, haz todo lo que esté a tu  alcance para conseguirlo. Muchas veces lo que parece una locura puede ser el camino para la felicidad, y es siempre mejor arrepentirse de lo que se hizo que de lo que se quería hacer pero no se tuvo coraje.

            Así que, nunca te olvides de un amor de verano y si se podrá convertir o no en algo estable futuramente pues solo de ti y nuestra ayuda dependerá.


Sindia Alves y A. Oliver
Antropóloga y Detective 
de Detectives Oliver
miércoles, 1 de agosto de 2018

Hasta de tu sombra debes desconfiar


La utilización de cámaras ocultas es a menudo asociada a la invasión de privacidad pues a priori indica que alguien está siendo filmado sin haber dado ningún tipo de consentimiento para tal. Sin embargo, no todo es lo que parece.

En realidad quien graba una conversación con otro no incurre en conducta contraria a la constitución española, siempre que la conversación grabada no incluya “hechos propios del ámbito protegido por el derecho a la intimidad consagrado en el artículo 18.1 de la Constitución Española”.
No obstante cuando estamos grabando una conversación a terceros sin ninguna intervención en la conversación, el caso cambia de figura. Porque supuestamente es ilegal grabar el diálogo de alguien sin que ninguna de las dos partes tenga conocimiento de tal hecho. Aunque, hay formas legales de hacerlo. Es decir, cuando existe una investigación oficial, se permite la grabación. Por supuesto, para eso es necesaria una autorización judicial o entonces la contratación de un detective que participe en dicho dialogo. 

En el ámbito de grabaciones visuales, un investigador privado está autorizado a captar imágenes sin autorización previa de la persona que está siendo investigada, siempre que esté en ejercicio de sus funciones y durante el curso de la investigación. Esto porque existen ciertos acontecimientos que sólo son posibles de probar con este tipo de grabaciones. Conviene subrayar también que la utilización de cámaras ocultas por parte de estos profesionales constituye un medio de prueba aceptado judicialmente.

Pero, como es obvio, a pesar de eso, no siempre los clientes creen en la legalidad de estas investigaciones, en particular en lo que se refiere a la ley de protección de datos.

Por eso vemos la necesidad e importancia de dejar claro que siempre que se obedezca a los tres requisitos básicos del Tribunal Supremo (proporcionalidad, necesidad e idoneidad), los datos recogidos a instancia de parte, por los detectives privados, con cámaras ocultas son perfectamente legales.


Sindia Alves y A. Oliver
Antropóloga y Detective 
de Detectives Oliver

lunes, 30 de julio de 2018

A caballo regalado si debes mirarle el dentado


¿Quién nunca fantaseó con el empleo perfecto? Aquel en que además de hacer lo que más nos gusta, recibimos una buena compensación económica por ello. Todos nosotros hemos soñamos con eso en algún momento de nuestras vidas, y quien diga que no, miente.

De pequeños, los sueños eran un poco diferentes, desde princesas a súper héroes lo importante era tener imaginación. Pero, con el paso de los años nuestras expectativas van cambiando un poco y lo que nos empieza a atraer más es sin duda una buena cantidad de dinero al final del mes, resultante del esfuerzo diario que hemos gastado en nuestros empleos.

Sin embargo, desafortunadamente el panorama no es muy satisfactorio hoy en día, debido a la falta de empleo existente, y muchas veces es porque nos confiamos y aceptamos a la mínima de cambió lo que nos ofrecen. Cuanto más desesperante sea nuestro presente más nostalgia tendremos de nuestro pasado y más errores cometeremos en la búsqueda de empleo, sólo para salir de este tipo de situación sofocante.

El medio más fácil y rápido para poder buscar empleo es a través de páginas web, destinadas a ofertar empleos. No obstante, es necesario tener cuidado, pues con el aumento del número de candidatos explorando oportunidades online, ha aumentado consecuentemente la tendencia a las ofertas de trabajo falsas con el fin de explotar a los solicitantes para poder obtener sus datos personales e incluso bancarios. 

Para prevenir este tipo de estafa es importante prestar atención a algunos aspectos:

    •"Señales rojas" – desde errores ortográficos/gramaticales a direcciones de correo electrónico que no contengan el dominio de la empresa, horarios extremadamente flexibles, incorporación inmediata en la empresa, periodo de prueba sin remunerar, todos esos detalles son indicios de que la oferta puede no ser real.
    •Solicitud de datos bancarios – muchos estafadores aprovechan para solicitar depósitos bancarios a los candidatos, pero una empresa de verdad nunca requiere dinero para trabajar con ellos.
    •Esquema de "dinero fácil" – si la remuneración es muy por encima de la media, los anuncios no especifican los detalles ni las exigencias y el empleo parece demasiado bueno para ser verdad, entonces es porque probablemente no se trata de una oferta verdadera.
    •Indicación del número de teléfono de la empresa – generalmente el tipo de oferta donde existe un contacto telefónico tiende a ser fraudulento pues es la empresa que te va a contactar después de recibir tus datos por correo electrónico.
    •Oferta demasiado atractiva en el extranjero – es siempre importante realizar una investigación intensiva para verificar tanto la oferta como la existencia de la empresa, pues si no hay ninguna referencia sobre la empresa o las informaciones son muy limitadas entonces probablemente la oferta es falsa.

No es obligatorio sospechar de todas las ofertas que nos surgen en la búsqueda de empleo, pero hay que tener los ojos bien abiertos cuando estamos planeando nuestro futuro, no facilitando así la vida a quien nos quiera engañar. Conviene tener en cuenta que hay muchas personas sin escrúpulos que sólo quieren beneficiarse con el sufrimiento ajeno de quien está desesperadamente buscando trabajo.


Sindia Alves y A. Oliver
Antropóloga y Detective 
de Detectives Oliver

miércoles, 25 de julio de 2018

Cuándo desconocidos del otro lado del mundo lo saben todo sobre ti



Actualmente el uso de los smartphones es cada vez mayor, principalmente la utilización de las diversas e infinitas aplicaciones en línea que están asociadas a nuestros preciados dispositivos. Hace unos años un teléfono móvil sólo servía para llamar y enviar mensajes. Hoy en día todos estamos familiarizados con las redes sociales y las utilizamos constantemente, sea Facebook, Instagram, WhatsApp… y podríamos seguir. Al mismo tiempo de permitirnos mantener contacto con personas de todo el mundo también nos permiten compartir fotos y videos de nuestras actividades cotidianas. 

Con la geolocalización presente en los smartphones, es posible asociar instantáneamente a nuestras fotos y videos el local donde tuvieron origen. Sin embargo, esta exposición voluntaria de la localización puede traer muchas veces serias consecuencias pues hace posible que prácticamente cualquier persona sepa dónde vivimos, donde estamos, nuestra rutina y si estamos o no en casa. Y este tipo de información se puede utilizar fácilmente con fines malintencionados, como por ejemplo asaltos, los cuales ya son constantes en las viviendas de los famosos, como les ocurrió a Shakira y Piké, entre otros.


Además de este tipo de localización voluntaria existe también la involuntaria casi siempre asociada a las innumerables aplicaciones que vamos instalando diariamente en nuestros smartphones. Más de 200.000 aplicaciones están utilizando la localización, entre ellas la meteorología, los navegadores, la cámara fotográfica o los juegos (con su publicidad) por ejemplo. Todas ellas tienen acceso a nuestro posicionamiento físico, o mejor dicho lo tienen todas las empresas que las desarrollan y utilizan nuestra necesidad de adquirir esa app, cobrándolo con el consentimiento de acceso a nuestra ubicación y datos privados (para fines publicitarios con base a nuestros hábitos diarios y en las localidades que visitamos), pues cuando necesitamos instalar alguna aplicación ni siquiera pensamos dos veces antes de permitir tal aprobación.



Como tal, debemos tener plena conciencia de las cosas que podemos o no compartir en las redes sociales y en qué circunstancias lo hacemos, así como cuando instalamos cualquier tipo de aplicación en nuestros teléfonos móviles. Incluso porque con simples formas de prevención es posible evitar una mala utilización de nuestra privacidad.


Sindia Alves y A. Oliver
Antropóloga y Detective 
de Detectives Oliver
Con la tecnología de Blogger.
EN - CAT